Evaluación

“…hace poco me encontré con dos diseñadores de sitios web que orgullosos de su nuevo sitio me miraron atónitos cuando les pregunté si lo habían probado con usuarios. “No”, dijeron, “pero nosotros sabemos que está bien”. Indagué un poco más y descubrí que en su empresa eran considerados como expertos pues conocían perfectamente todos los trucos del diseño web…” J. PREECE en [PRE02].

El caso que nos muestra el parágrafo anterior constituye una reacción que lamentablemente se da con demasiada frecuencia; es la más habitual.

Aunque el concepto de usabilidad es fácil de asimilar, conseguir que un producto sea usable es más difícil. En general, cuando se diseña un producto, y más en un sistema software, se está más preocupado de la funcionalidad que de la usabilidad del mismo, por no hablar de la accesibilidad, que está aún más olvidada.

Los diseñadores (y en su defecto, los programadores) asumen que si ellos y sus compañeros pueden utilizar el software y lo encuentran atractivo ya es suficiente. Además, prefieren evitar evaluar el producto con usuarios porque incrementa el tiempo de desarrollo, cuesta más dinero y sobretodo porque temen el trabajo adicional que puede suponer implementar los cambios derivados de la evaluación. Sólo se preocupan de probar la parte puramente funcional del sistema.

Evaluar consiste en probar algo. Tanto para saber si funciona correctamente como no, si cumple con las expectativas o no, o simplemente para conocer como funciona una determinada herramienta o utensilio.

En MPIu+a, la fase de evaluación del constituye un punto clave para la obtención de sistemas interactivos usables y accesibles. Será en esta fase donde se aplicarán las técnicas necesarias para recibir la realimentación necesaria por parte de los usuarios y/o evaluadores expertos que se verá reflejado en el diseño de las interfaces de los usuarios mejorando sus procesos interactivos. Por tanto, hablaremos de la evaluación como:

La actividad que comprende un conjunto de metodologías y técnicas que analizan la usabilidad y/o la accesibilidad de un sistema interactivo en diferentes etapas del ciclo de vida del software [LOR02].

La evaluación no debe ser pensada solamente como una simple etapa del proceso general del diseño, y mucho menos de la implementación, del sistema, sino que ésta debe realizarse durante todo el ciclo de vida del proceso de desarrollo, los resultados de la cual deben aportar mejoras respecto a las soluciones evaluadas y correcciones respecto a errores reportados.

Además, no debe “abusarse” del uso de las técnicas que no cuentan con la presencia de usuarios representativos finales ya que evaluar repetidamente con usuarios aporta la realimentación necesaria para saber separar aquellos aspectos del sistema correctos de aquellos que causan confusión.

Por otra parte, la finalidad principal de los prototipos realizados durante la etapa anterior no es otra que comprobar características o propiedades para mejorar el sistema. Centraremos esta parte en explicar los métodos de evaluación más relevantes y las conclusiones extraídas a partir de la aplicación de los mismos en los proyectos que sirven de casos de uso experimental en este trabajo de investigación.

También veremos en este apartado una de las principales aportaciones del MPIu+a: por primera vez se incluye la evaluación de la accesibilidad como un proceso integrado en el ciclo de vida del desarrollo de sistemas software, aspecto determinante que hasta ahora siempre se ha visto como una parte separada de dicho ciclo de vida.

Myth #30: If you are an expert, you don’t need to test your design

Vídeo + Transparencias + contenido adicional

Ampliación del contenido del DCU como concepto en el módulo 5.- Evaluación que forma parte del Curso Interacción Persona-Ordenador.

Los comentarios están cerrados, pero los trackbacks y pingbacks están abiertos.